2. ¡La lista! (trabajando en mí mism@)

Se trata de la herramienta por excelencia para tener claro lo que quieres. Te recomendamos tenerla presente y acudir a ella durante todo el proceso, cada vez que la necesites. Puedes hacerla y rehacerla a medida que descubras nuevas cosas que añadir o eliminar. ¡Pero no la pierdas!


¿En qué consiste?

Debes realizar una tabla como la siguiente. A continuación os la explicamos:

En la tabla aparecen 3 columnas (3 listas). En la primera columna, "¿qué quiero aportar yo?", escribiré todas las cosas positivas sobre cómo quiero ser y lo que quiero aportar a mi pareja: ser cariños@, paciencia, vida de fe, saber resolver problemas,... De todas estas cosas, algunas serán virtudes que ya poseo mientras que otras no las tengo o necesito trabajarlas para mejorarlas. Estas cosas que me gustaría aportar pero que debo trabajar, las subrayaré. Así, si subrayo la paciencia, por ejemplo, tendré en cuenta que tengo que mejorar en ese aspecto para poder ser una persona y un espos@ paciente. Las aportaciones que ya tengo, no hace falta subrayarlas y me servirán para valorarme y trabajar en mi autoestima, especialmente en las etapas duras o en las tentaciones que puedan venir (como "no mereces ser amado").

En la segunda columna,"¿Qué quiero que aporte él/ella?" ponemos las cosas positivas que nos gustaría que tuviera nuestro futuro cónyuge. Puedo incluso darles una importancia del 1-10 para ver cuáles de ellas me parecen más importantes. Pero, sin duda, marcaré aquellas que me parezcan imprescindibles (Ej.: que comparta mi fe, que no quiera irse a vivir a otro país,...), subrayándolas, por ejemplo. Es decir, subrayo todo lo que considere que debe tener o, si no, debido a mis características, me obligaría a tener que romper la relación.

En la última columna, "Banderas rojas", pongo aquellas cosas alarmantes por las que no estoy dispuesto a pasar en una relación. Se trata de indicadores que me hagan saber que la relación o no debe empezar, o debe terminar y si no la termino es probable que nos hagamos mucho daño o se convierta en una relación tóxica.


IMPORTANTE: Esta lista es un "termómetro" que te permitirá medir una relación, para que puedas decidir conscientemente si empezarla o no, o si continuarla o no. Si decides iniciar una relación pese a que el termómetro te marque que no te va a hacer bien, que aún no estás preparado, etc., al menos decidirás con honestidad y sinceridad, sin engañarte a ti mismo. Esta herramienta te hace conocer la situación, pero tu libertad siempre tiene la última palabra.