Juan no era precisamente una «caña que se dobla a cualquier impulso del viento»

Juan no era precisamente una «caña que se dobla a cualquier impulso del viento» (11,7). La presencia y actividad de Jesús —en la misma línea del Bautista— despertó en Herodes Antipas su conciencia de culpabilidad. Mateo nos ha hablado ya de su encarcelamiento (4,12). Ahora aprovecha para contarnos el final de su historia. - Sobre S- Juan Bautista - https://www.deiverbum.org/mt-14_01-12/


1 visualización