No, no sea que, al recoger la cizaña, arranquéis a la vez el trigo...

Hay ocasiones para hacer penitencia; y se nos aconseja que no hagamos perecer en seguida a nuestros hermanos; porque puede ocurrir que alguno esté hoy manchado con algún dogma herético, mañana se arrepienta y comience a defender la verdad: «Díceles: “No, no sea que, al recoger la cizaña, arranquéis a la vez el trigo.» - San Jerónimo - https://www.deiverbum.org/mt-13_24-43/



1 visualización