Se sale del cuadro de la enseñanza bíblica y eclesiástica quien se niega a reconocer su existencia..

El mal no es solamente una deficiencia, sino una eficiencia, un ser vivo, espiritual, pervertido y perversor. Terrible realidad. Misteriosa y pavorosa. Se sale del cuadro de la enseñanza bíblica y eclesiástica quien se niega a reconocer su existencia... - San Pablo VI - https://www.deiverbum.org/mt-13_24-43/




1 visualización