Sin embargo, el ladrón sale en la noche, no pronuncia palabra y con sus obras se hace inmundo.

Fijaos, pues, hermanos; prestad atención a lo que os digo. Nombro el hurto; acabo de mencionar la palabra hurto; ¿acaso me ha contaminado el hurto, por haber pronunciado la palabra? Ved que salió de mi boca, pero no me hizo inmundo. Sin embargo, el ladrón sale en la noche, no pronuncia palabra y con sus obras se hace inmundo.


https://www.deiverbum.org/mt-15_01-02-y-10-14/

3 visualizaciones