top of page

Mandato de castidad, si no estás casado y recomendación de relaciones sexuales en el matrimonio.

Enseñanza en video audio:

[URL]


Enseñanza en texto:

En cuanto a lo que me habéis escrito, más le vale al hombre no tocar a una mujer: pero ante el peligro de fornicación, que cada uno tenga su mujer y cada una a su marido.


Que el marido cumpla su deber conyugal con la mujer; y lo mismo la mujer con el marido. La mujer no es dueña de su propio cuerpo, sino el marido; del mismo modo, el marido no es dueño de su propio cuerpo, sino la mujer. No privéis al otro de lo que es suyo, a no ser de mutuo acuerdo, durante algún tiempo, para dedicaros a la oración; y de nuevo volved a vivir como antes, para que Satanás no os tiente por vuestra incontinencia. Esto lo digo como condescendencia, no como mandato. Me gustaría que todos los hombres fuesen como yo; pero cada cual tiene de Dios su propio don, uno de una manera, otro de otra. Pero a los no casados y a las viudas les digo que más les vale permanecer como yo. Y si no pueden guardar continencia, que se casen; mejor es casarse que abrasarse.


Fuente de lo anterior:
 
Otras frases de Santos que ayudan a entender:

Sin embargo, consciente de que el estado normal del hombre es el matrimonio, advierte a los casados de que tendrán las tribulaciones de la carne, es decir, que en el amor verdadero y fiel no sólo hay felicidad y alegría, sino que las obligaciones morales que comporta, lo hacen difícil y exigente. - San Juan Pablo II - AUDIENCIA GENERAL - AUDIENCIA GENERAL - Miércoles 30 de junio de 1982 - https://www.vatican.va/content/john-paul-ii/es/audiences/1982/documents/hf_jp-ii_aud_19820630.html


2. La verdad, según la cual, el matrimonio, como sacramento de la redención, es concedido «al hombre de la concupiscencia», como gracia y a la vez como ethos, encuentra particular expresión también en la enseñanza de San Pablo, especialmente en el capítulo 7 de la primera Carta a los Corintios. El Apóstol, comparando el matrimonio con la virginidad (o sea, con la «continencia por el reino de los cielos») y declarándose por la «superioridad» de la virginidad, constata igualmente que «cada uno tiene de Dios su propio don: éste, uno, aquel, otro» (1Cor 7, 7). En virtud del misterio de la redención, corresponde, pues, al matrimonio un «don» particular, o sea, la gracia. En el mismo contexto el Apóstol, a dar consejos a sus destinatarios, recomienda el matrimonio «por el peligro de la incontinencia» (ib., 7, 2), y, luego, recomienda a los esposos que «el marido otorgue lo que es debido a la mujer, e igualmente la mujer al marido» (ib., 7, 3). Y continúa así: «Mejor es casarse que abrasarse» (ib., 7, 9). - AUDIENCIA GENERAL - SAN JUAN PABLO II - AUDIENCIA GENERAL - Miércoles 1 de diciembre de 1982 - https://www.vatican.va/content/john-paul-ii/es/audiences/1982/documents/hf_jp-ii_aud_19821201.html


- En las palabras paulinas «Mejor es casarse que abrasarse», el verbo «abrasarse» significa el desorden de las pasiones, proveniente de la misma concupiscencia de la carne (de manera análoga presenta la concupiscencia el Sirácida en el Antiguo Testamento: cf. Sir 23, 17). En cambio, el «matrimonio» significa el orden ético, introducido conscientemente en este ámbito. Se puede decir que el matrimonio es lugar de encuentro del eros con el ethos y de su recíproca compenetración en el «corazón» del hombre y de la mujer, como también en todas sus relaciones recíprocas. - AUDIENCIA GENERAL - SAN JUAN PABLO II - AUDIENCIA GENERAL - NUMERAL 3. Miércoles 1 de diciembre de 1982 - https://www.vatican.va/content/john-paul-ii/es/audiences/1982/documents/hf_jp-ii_aud_19821201.html


- El matrimonio, como sacramento del «principio» humano, como sacramento de la temporalidad del hombre histórico, realiza de este modo un servicio insustituible respecto a su futuro extra-temporal, respecto al misterio de la «redención del cuerpo» en la dimensión de la esperanza escatológica. - AUDIENCIA GENERAL - SAN JUAN PABLO II - AUDIENCIA GENERAL - NUMERAL 11. Miércoles 1 de diciembre de 1982 - https://www.vatican.va/content/john-paul-ii/es/audiences/1982/documents/hf_jp-ii_aud_19821201.html


Definiciones:

- Eros: Eros es esencialmente amor por la sabiduría.

- Ethos: La palabra griega Ethos significa predisposición para hacer el bien; lo que nosotros llamamos ética.


Enlaces relacionados / bibliografía:

- Primera carta a los corintios - Capítulo 7 - https://www.vatican.va/archive/ESL0506/_PY6.HTM


De qué temas se habla aquí:

kw:


san pablo, corintios, divorcio, matrimonio civil, divorcio express, divorcio mutuo acuerdo, matrimonio, amor, novia, amigovios, el matrimonio en la biblia, casamiento, separacion matrimonial, relaciones de pareja, palabras de amor, relacion amorosa, fiesta de matrimonio, detalles de amor, novio, consejos de amor, restauracion, historias de amor para leer , nulidad matrimonial

 

61 visualizaciones

Comments


bottom of page